Restaurante La Biznaga Urbanización El Sol, Edificio Venus Local 7, Salobreña - Granada

Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)French (FR)germanDanish (DK)

Restaurante La Biznaga

La Biznaga es un restaurante situado en la localidad granadina de Salobreña, uno de los sitios más visitados de toda la costa tropical.

En este acogedor entorno y a pie de playa, podrá disfrutar de una amplia gama de platos variados que muestran el sabor andaluz y marinero que caracteriza a esta tierra.

Restaurante La Biznaga dispone de un equipo de profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector, los cuáles podrán proporcionarle un servicio de atención en varios idiomas, si lo prefieren.

Nuestras especialidades en carnes y pescados destacan por sus sabores únicos, pues sólo éstos se encuentran en este rincón inmejorable de la costa tropical.

En Restaurante La Biznaga podrá encontrar ese punto de sal y esa textura ingenua, que el paladar no reconoce si no se degusta un buen pescado junto a la orilla del mar.

 

 

Historia de "La Biznaga": Jazmín tras Jazmín.
La biznaga no es una flor usual, su origen no es de una planta en concreto, sino de varias. Es una rareza que como lo poco usual suele gustar y resultar atractiva en medio de una creación con tanta belleza.
El nacimiento de la biznaga surge a través de la mano del hombre, especialmente del biznaguero que es el encargado de ir componiendo poco a poco las diferentes partes de la biznaga.
Con este propósito, el biznaguero meses antes del verano debe ir recolectando la planta que va a hacer de esqueleto de la biznaga, ésta se recoge cuando está aún verde y se asemeja bastante a un cardo silvestre. Una vez hecho esto, el biznaguero tiene que pelarla quitando las hojas y ramas que sobran, hasta dejar solo el tallo principal con el penacho de pinchos en la punta.
Luego la dejará secar hasta que se quede rígida y de un color beige, le recortará el tallo para que quede del tamaño deseado y hará lo mismo con las puntas para que le permita introducir los jazmines.
El último paso será recoger con mimo todos los jazmines e ir rellenando una de las biznagas jazmín a jazmín.